La arcilla es un suelo o roca sedimentaria que se caracteriza por adquirir elasticidad al ser mezclada con agua y por su dureza adquirida al ser calentada a más de 800 grados.

Es un material fácilmente moldeable que cuando se seca adquiere una firmeza que permite una utilización muy variada, como puede ser la alfarería.

Si cocemos la arcilla al ...

La arcilla es un suelo o roca sedimentaria que se caracteriza por adquirir elasticidad al ser mezclada con agua y por su dureza adquirida al ser calentada a más de 800 grados.

Es un material fácilmente moldeable que cuando se seca adquiere una firmeza que permite una utilización muy variada, como puede ser la alfarería.

Si cocemos la arcilla al fuego, la cerámica, es uno de los materiales más baratos y utilizados desde tiempos prehistóricos. Ladrillos, vasijas, sarcófagos, objetos de arte o instrumentos musicales son elaborados con arcilla.

Al ser fácil de moldear y no necesitar utensilios especiales para trabajarla, la arcilla es utilizada para la producción de objetos de arte.

Si es empleado como material definitivo, debe cocerse y se llama terracota.

Sabemos que el material más antiguo utilizado por el hombre. En asentamientos neolíticos se utilizaba dicho material y también tenemos referencias de los etruscos  en los siglos II y III a. C. que lo  utilizaba para la elaboración de sarcófagos, recordemos el “Sarcófago de los esposos”.

La escultura en barro no ha dejado de elaborarse con el paso del tiempo. Ha ido evolucionando el material, en cuanto a la mezcla con otros componentes, pero encontramos muchas esculturas realizadas en este material a lo largo de la Historia del Arte.

Más

No hay productos en esta categoría