Los metales más utilizados a la hora de esculpir en metal son el bronce, el hierro, el cobre y el acero. El cobre tiene la propiedad de cambiar de color, lo que puede ser atractivo en la elaboración de obra artística. El cobre y el bronce son dos materiales muy relacionados entre sí y son muy utilizados juntos a la hora de esculpir en metal fund...

Los metales más utilizados a la hora de esculpir en metal son el bronce, el hierro, el cobre y el acero. El cobre tiene la propiedad de cambiar de color, lo que puede ser atractivo en la elaboración de obra artística. El cobre y el bronce son dos materiales muy relacionados entre sí y son muy utilizados juntos a la hora de esculpir en metal fundido. El bronce, que es aleación de cobre y estaño, es el más utilizado, (junto con el oro en la Antigüedad) puesto que permite más detalle en su ejecución debido a que normalmente se presenta en láminas, lo que le hace más moldeable.

 El hierro es el metal más encontrado en el planeta y  se trabaja a través de diferentes técnicas. El acero más utilizado es el acero cortén que está fabricado con una composición química que permite  que su oxidación quede más protegida ante la corrosión atmosférica, por lo cual, actualmente es el metal más elegido por los artistas para obras de exterior. Se distingue muy bien por su color anaranjado rojizo y sobre todo ha sido utilizado por grandes artistas como Chillida, Oteiza, Picasso o Julio González.

Desde el año 3.500 a. C. se conoce la técnica de la fundición del metal para elaborar esculturas. Diversas civilizaciones han adorado a sus Dioses representados en estatuas de bronce.

La evolución de la escultura en metal ha ido desarrollándose a medida que las técnicas también lo iban haciendo.

Johnny Cool Art tiene entre sus artistas, escultores que trabajan diversos materiales como es el hierro oxidado, en el caso de David Rodríguez Sevilla.

Más

No hay productos en esta categoría