La fotografía es el resultado tecnológico, inevitable y elocuente de la historia del arte. La fotografía consigue aquello tan ansiado por el arte: la representación fidedigna de la realidad. Captar la verosimilitud de la vida con todas sus particularidades es el elemento clave de la magia de la fotografía.

 

Pero hay más, tal como apunta Estrell...

La fotografía es el resultado tecnológico, inevitable y elocuente de la historia del arte. La fotografía consigue aquello tan ansiado por el arte: la representación fidedigna de la realidad. Captar la verosimilitud de la vida con todas sus particularidades es el elemento clave de la magia de la fotografía.

 

Pero hay más, tal como apunta Estrella de Diego en el texto Chez le photographe. Algunos retratos fotográficos: “Hay, de hecho, -en la fotografía- un reiterado juengo  de dominación visual en el acto mismo de sacar una foto, un ejercicio de demarcación del mundo –presentado como aplicable y seguro, apto para ocupar el espacio consensuado del encuadre-“. El modo que tenemos de mirar -en Occidente al menos- es el que nos viene dado por las leyes de la perspectiva impuesta en el renacimiento y la fotografía a contribuido a esta visión enmarcada que se olvida de lo periférico, sirviendo a la perfección para simbolizar a los relatos canónicos.

 

En los primeros momentos, la fotografía luchó por situarse dentro de los parámetros de lo que se entendía como obra de arte, así fotógrafos de la talla de Gaspar Felix de Torunachon insistían en una interpretación artística de estas imágenes, a pesar de ser un hecho muy cuestionado, en ese momento, por la posibilidad de ser un elemento reproductible.  Otro elemento que causaba rechazo de la fotografía, por entenderla poco creativa era su esencia industrial, Beaudelaire consideraba que era el “refugio de todos los pintores fracasados” o Zuloaga criticaba a Sorolla por utilizarla como apoyo en su proceso creativo.

 

El carácter artístico de la fotografía es hoy en día totalmente aceptado, por ello en Johnny Cool Art Gallery apostamos por este formato. Fotógrafos de la talla de David Gutiérrez Sevilla o Jacobo Vargas-Zuñiga, entre otros.

 

  

El antecedente de la fotografía comienza con las cámaras oscuras en el renacimiento, el siguiente paso vino de la mano del francés Joseph Nicéphore Nicépe. Fue pionero ya que tras mucho investigar con la luz, se percató que el betún de judea, al ser fotosensible, se endurece y se torna indisoluble si se expone determinado tiempo a la luz. Desarrolla una cámara inventada por el mismo en la que añade un objetivo que regula la entrada de luz. El problema era fijar la imagen para que no se desvaneciese con el tiempo. El  siguiente paso es colocar la cámara en la ventana con un soporte metálico de cobre, estaño o plomo y el betún que al estar expuesto unas ocho horas se fija, Vista desde la ventana de Le Gras es buen ejemplo de ello.

 

El siguiente en aportar algo a la evolución de la fotografía es Louis Jacques Madé Daguerre, conocedor de los avances de Nicépe pero en lugar de utilizar betún de judea utiliza plata y somete la preparación a  vapores de yodo, logrando rebajar el tiempo de exposición a 30 minutos. Fabricó su propia cámara y dio lugar al Daguerrotipo en 1839 que es considerado el inicio de la fotografía por la historiografía. La imagen  presenta con esta técnica, mucha mayor nitidez que las de Nicépe pero todavía no puede fotografiar el movimiento. Otro inconveniente del daguerrotipo era que no generaba copias sino que la imagen era única.

 

 

En la evolución de la fotografía deben destacarse los “Dibujos fotogénico”, a base de papel con preparación de agua de sal y nitrato de plata, sobre ello pone un encaje, rama, hoja… y tras someterlo a la luz se podía revelar y vez, crear numerosas copias, por tanto las características de  la fotografía quedan latentes desde este momento.

 

En el mismo periodo que se creó el daguerrotipo, Fox Talbot invento el talbotipo o calcotipo que consigue captar la imagen con menor calidad de modo que se extiende menos. Talbot es relevante sobre todo por escribir acerca de la fotografía por primera vez, convirtiéndose en el primer teórico sobre fotografía y por añadir a la preparación del papel ácido acético y gálico consiguiendo acortar el tiempo de exposición e introduciendo el negativo que permitía copias en positivos. Eso si, la imagen latente no se hace visible hasta que se lleva a cabo el revelado.

 

John  Herschel crea otra técnica basada en sales de hierro que abarataba los costes, el inventor del hiposulfito no tuvo gran éxito pero es capital para comprender como el momento inicial de la creación de la fotografía fue un periodo de constante búsqueda e investigación por numeras personas de modo simultáneo.

 

Poco a poco el progreso de las cámaras introduciendo fuelles para enfocar y aligerando el peso, permiten sacar las cámaras a exteriores.

 

A partir de 1855 se aplica la técnica del colodrión húmedo, nitrato de celulosa en éter y alcohol con yoduro de potasio y nitrato de plata. Además se incorpora el cristal como soporte para  la fotografía.

 

Esta técnica fue positiva porque lograba mayor calidad que el daguerrotipo, era mas económica, con menos tiempo de exposición  y además permitía copias en papel de albúmina a través del negativo (este papel con preparado a base de clara de huevo y sal fue inventado por Louis Desiré Blanquar-Evrard en 1850 y fue el primero en desarrollarse industrialmente). Una de sus características es que no captaba el movimiento así los ríos o el cielo se representaban lisos.

 

Con este proceso se comenzaron a realizar las impresiones combinadas (fotografías separadas positivadas en el mismo papel) antecediendo el fotomontaje. El primero en realizar estas composiciones combinadas fue Oscar Gustav Rejlander con trabajos tan destacados como Los dos caminos de la vida. Comienza así a quedar clara las manifestaciones artísticas y estéticas en la fotografía.

 

Nadar, que renuncia al uso de cortinas, plantas … y nos presenta a modelos disfrazados, por ejemplo, de Pierrot, otorgando así interés por la fantasía pero tambien hace retratos de Courbet o Baudelaire sin ningún tipo de decoración. 

 

A mediados del siglo XIX empezó a popularizarse  las postales estereoscópicas, compuestas por dos imágenes tomadas al mismo tiempo desde ángulos un poco diferentes.

 

También realizó las primeras fotografías aéreas que resultaron importantísimas para la topografía y para la estrategia de guerra.

 

Otro elemento importante es la incorporación del flash de magnesio en 1863, que utilizó mucho el fotoperiodista Jacob Riis para retratar la marginalidad de los inmigrantes.

 

Los sucesivos experimentos dieron por resultado en 1880 las placas secas de gelatino-bramuro que son mas fáciles y cómodas de transportar  y además reduce el tiempo de exposición a unos cuantos segundos. En este periodo se inventa el fotómetro que mide la luz que recibe el objetivo y la industria ya comercializa los negativos preparados a base de celuloide, por tanto flexibles. Estas placas son producidas de modo industrial y su comercialización facilita su accesibilidad.

 

En 1888 se fabrica la primera cámara portátil la Kodak numero 1, que contaba de caja con objetivo obturador, diafragma interior y película enrollable en lugar de placas planas, el eslogan era: “usted apreté el botón y nosotros nos ocupamos de los demás”.

 

Con esta cámara ligera y con tiempo de exposición reducido comienza la democratización de la fotografía y lo que hoy se conoce como instantánea permitiendo captar lo que está en movimiento, bien es cierto que hasta los años sesenta no se captará este movimiento con nitidez.

 

Los estudios sobre el movimiento a través de la fotografía son fundamentales, tanto en el caso humano como animal los trabajos de fotógrafos de la talla de Étienne Jules Mary o Edward Muybridge son fundamentales, no sólo marcarán la parte más científica singularizando el movimiento del caballo a galope sino que influirán en el proceso creativo de las vanguardias artísticas que se caracterizaban por la obsesión del movimiento.

Más

No hay productos en esta categoría