Cuando empleamos diversas técnicas pictóricas bajo un mismo soporte lo llamamos técnica mixta. 

Es decir, si mezclamos dibujo con collage; o óleo con acrílico; o incluso collage con óleo, podemos aumentar infinitamente la creación artística así como una mayor riqueza en las texturas.

Provoca, además al espectador,  una mayor sensación visual.

A ...

Cuando empleamos diversas técnicas pictóricas bajo un mismo soporte lo llamamos técnica mixta. 

Es decir, si mezclamos dibujo con collage; o óleo con acrílico; o incluso collage con óleo, podemos aumentar infinitamente la creación artística así como una mayor riqueza en las texturas.

Provoca, además al espectador,  una mayor sensación visual.

A veces la obra toma dimensiones escultóricas, puesto que el artista introduce elementos que hacen que la pintura sea más matérica.

Si mezclamos lápices y pinceles conseguiremos un gran efecto. El lápiz aportará la parte gráfica; los pinceles, el color. Juntos harán que tomen vida los cuerpos o volúmenes.

La veladura, técnica del Renacimiento, era considerada una técnica mixta.

En el siglo XVI ya se utilizaba esta técnica; la mezcla de pintura negra, sanguina y tiza era bastante habitual.

Durante los siglos XX y XXI la utilización de la técnica mixta es muy habitual entro todos los artistas contemporáneos.

Berta Otero, artista de la galería Johnny Cool Art, es un gran ejemplo de artista que aplica la técnica mixta. Sus volcanes o sus arpilleras son una muestra de ello

Más